Cómo regresar a la rutina después de vacaciones

Regresar a trabajar después de la época de fiestas puede llegar a ser una de las cosas más difíciles de hacer. Con tan sólo unos días libres o un par de semanas, el regreso a la rutina puede ser bastante complicado, pero no hay forma de evitarlo, así que… más vale que te prepares. Aquí te dejamos una serie de tips para que este shock emocional sea lo más llevadero posible:

Date unos días para ponerte al corriente

No puedes esperar ser la persona más productiva del mundo justo el día que regresas a la oficina, y está bien. Date un espacio para respirar y en el primer día ponte un solo objetivo, como revisar tu correo, arreglar tu escritorio o simplemente empieza a organizar tus proyectos e ideas para poder empezar el día siguiente con lo más importante y tener claro lo que necesitas hacer.

Tip: Evita agendar citas o juntas importantes en los primero 3 días de regreso y mejor procurar organizarte bien los primero días.

Haz una lista ¡y síguela!

La forma más sencilla de facilitar tu regreso es teniendo presente y en orden todo lo que tienes que hacer. Una lista de pendientes en orden de relevancia te ayudará a tener en claro qué es lo que se necesita hacer primero. Es importante que hagas que esta lista sea accesible. La forma más fácil para registrar toda la información en tu cerebro es tan simple como escribirlo en papel e ir tachando tarea por tarea; conforme vayas avanzando y agarrando el ritmo, te puedes trasladar a una agenda electrónica o un sistema de productividad si es que usas uno.

Tip: Muchas veces empezar con el pendiente molesto o que menos ganas tienes que hacer te ayudará a sentirte bien una vez que lo termines y hará que el resto de las tareas parezcan más sencillas.

Regresa a tu rutina en todos los aspectos de tu vida

Muchas personas tienen horarios perfectamente establecidos y tienden a realizar las mismas actividades a las mismas horas cada día de la semana. Un apoyo para regresar a la rutina en el trabajo es hacerlo de la misma forma en casa.

Durante diciembre probablemente faltaste más de una vez al gimnasio por ir a una cena, brindis o reunión, y de los hábitos alimenticios ni hablemos… Es por esto que regresar a tus clases o entrenamiento habitual en el gimnasio, así como regularizar tu dieta, te ayudarán a entrar en tu programación de forma mucho más productiva en todos los aspectos.

El regreso a la rutina puede ser complicado, pero simplemente poner una intención en hacer cosas que te ayuden a ser mejor será de gran ayuda.

¡Que sea un exitoso y productivo año !

View Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Published by
2 weeks ago