Aprende a negociar

Cuando entramos al mundo laboral nadie nos enseña a negociar y mucho menos a pedir, pues por miedo preferimos quedarnos callados. Sin embargo, cuando llega el momento y no lo haces de una forma asertiva, los resultados pueden no ser los mejores, por eso aquí te diré algunos puntos que debes considerar cuando de negociar, con algún cliente o con tu jefe, se trata:

  • No tengas miedo: Pedir lo que deseas no está mal, ¡al contrario! Recuerda ese famoso refrán “el que no habla, Dios no lo escucha” y es verdad, esta ley de vida aplica para todo. Así que cuando sientas que es hora de pedir un aumento o lo que sea, hazlo, nada pierdes.
  • El que se enoja pierde: Si en ese momento no consigues exactamente lo que esperabas, no te frustres ni te enojes, muéstrate accesible y abierto, definitivamente esto hablará muy bien de ti y te ayudará a alcanzar tu meta más rápido.
  • Sé asertivo: Esto probablemente es lo más importante a la hora de pedir o negociar algo, no olvides que en la forma de pedir está el dar.
  • Considera un equilibrio: Pensar en “todo o nada” es la peor mentalidad para negociar algo, lo importante es que ambas partes se queden satisfechas con lo que obtuvieron. De otra manera no se llamaría negociación, sino imposición. Sé consciente y considera siempre un punto medio, no seas tan determinante.

La única forma de aprender a negociar es haciéndolo. Así que por favor, no dudes ni temas pedir. Es intimidante, pero definitivamente vale la pena.

View Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Published by
2 weeks ago